Buscar

LA COCINA MINIMALISTA Y SIMPLE REDUJO MI ESTRÉS



Yo llamo cocina minimalista al acto de comer simple y sin mucha complicación. ¿Me estoy inventando ese término? Lo que quiero decir es que es lo opuesto a lo que hacía cuando me hice vegana, hace unos años, cuando mi creatividad culinaria se disparó en todas las posibilidades para crear sustitutos de carne y lácteos.


Pero el estrés que me generó la creatividad en la cocina... uf.


Tengo aún mi recetario con experimentos de esa época y todavía preparo algunos de los platillos que nacieron en esa etapa de prueba y error, pero sé que mi constante búsqueda de recetas nuevas comenzó a tener un impacto en mis emociones, en mi billetera y en mi tiempo libre.


Entonces volví a la cocina de mi mamá y de mi abuelita. La simpleza de sus recetas y el sabor de sus platos era lo que yo necesitaba: volver a lo más esencial de mis raíces y al aroma de la cocina de mi país me devolvió tiempo y ánimo para cocinar la mayoría de mis comidas en casa mientras disfrutaba del proceso.


Ahora, esas memorias de mi niñez son las bases de mi cocina. ¡Era tan simple lo tradicional y me costó tanto regresar al punto de partida! Aquí te dejo lo que redescubrí y lo que me ayudó a ver la cocina con amor, de nuevo.




¿Cómo simplifiqué mi cocina? Te comparto mis cuatro tips:


Cocinar con ingredientes enteros

Las frutas y los vegetales de los mercados locales tienen un sabor excepcional si los comparo con los productos enlatados (sin mencionar además la diferencia en su calidad nutricional). Elijo la mayoría de las veces productos enteros y de calidad.


Volver a la cocina tradicional

No hay ingredientes exóticos en las recetas tradicionales, todo lo que se utiliza está en la región y suele ser, además, de un precio más bajo.


Comprar sustitutos de buena calidad

¿Para qué ponerme creativa si hay ahora tantos productos en el mercado y que puedo conseguir con facilidad? Compro productos de buen sabor y de buena calidad y preparo con ellos otros platos.


Repetir lo bueno

Antes me preocupaba por crear platillos distintos para cada tiempo de comida, ahora me concentro en un grupo de recetas sencillas que me encantan y que podría comer todas las semanas.


De vez en cuando, sin la presión de obtener un resultado digno de un blog de comida, dejo que mi creatividad vuele y creo recetas sencillas que muchas veces comparto con vos, pero si no sale bien, ¡no pasa nada!


Contame si vos también sos fan de las recetas simples, me encanta leerte.


Con amor,

Silvia