Buscar

LECHE LUNAR DE LAVANDA / VEGAN, FÁCIL

A veces, cuando el día ha estado difícil y necesito relajarme un poco, encuentro mucha paz y tranquilidad en las bebidas calientes como la leche lunar o moon milk. Más allá de que están muy de moda, (y ahora parece haber una receta de leche lunar para todo) son un recurso maravilloso para tomar una pausa y recuperar la paz que las tareas cotidianas nos roban.



Hay un video en el que preparo esta receta paso a paso. Podés visitar el link YOUTUBE para ver este y otros videos.

Hoy te quiero compartir la receta de la leche lunar de lavanda que me funciona maravillosamente para sacudirme el estrés y relajarme. Es muy fácil de hacer y tiene un efecto increíble en mí cuando quiero dormir bien.


Ingredientes:

Un cuarto de taza de agua

Una bolsita de té relajante*

Una cucharadita de capullitos deshidratados de lavanda comestible

Una taza de leche vegetal

Una cucharada de agave, miel o endulzante


Procedimiento:

Poné a hervir agua. En una taza colocá la bolsita de té y los capullitos de lavanda y agregá un cuarto de taza de agua hirviendo. Dejá reposar hasta que la mezcla esté a temperatura ambiente (o al menos 15 minutos). Sacá la bolsita de té y licuá la mezcla de agua y lavanda a alta velocidad**. Aparte, poné a hervir una taza de leche vegetal. Una vez que la leche esté caliente, agregá la mezcla de lavanda*** y una cucharada de miel de agave.



* Yo utilicé té de 7 azahares, una mezcla de varias plantas relajantes. En tu caso, si ese té no es de tus favoritos, usá tu té relajante favorito.

** Si te parece que el sabor de lavanda es muy fuerte para tu gusto, podés colar la mezcla y no licuarla.

*** Antes de agregar la mezcla, podés hacer leche espumosa con una batidora eléctrica o manual.


¿Qué te parece la receta? ¿Te animás a prepararla? Contame en los comentarios.


Un abrazo,

Silvia