Buscar

MERMELADA DE FRUTAS / SIN PECTINA, VEGAN

Hace un tiempo que tengo el libro "Homemade Vegan Pantry" y es uno de los mejores libros de cocina que tengo en mi repisa. La autora nos ofrece las recetas básicas para preparar DE TODO y desde cero (desde leche vegetal hasta salsa de tomate).


En mi canal de YouTube pueden encontrar la receta para preparar salsa de tomate básica, no tipo "ketchup" sino tipo "Prego" (la que se vende para preparar pastas y pizzas). Adapté la receta para que quedara similar a la salsa que venden en el supermercado y debo decir que en la casa es una de las favoritas.


Ahora es el turno de algo dulce y me aventuré a preparar mi propia mermelada casera, porque en esta cuarentena me he dedicado a cocinar como si fuera dueña de un restaurante.



Hay un video en el que te hablo de este tema. Podés visitar el link YOUTUBE para ver este y otros videos.
 

Mermelada casera de frutas


Ingredientes:


Fruta madura (yo usé piña)

2 cucharadas de azúcar*

1/4 de taza de agua**

1 cucharada de harina de yuca (yo usé la de la marca Jinca Foods)


Preparación:

Pelá la fruta y picala en cuadritos (si estás usando frutas pequeñas, como moras o frambuesas, podés dejarlasrlas enteras) Medí dos tazas de fruta picada y panela en una ollita con tapa. Agregá el azúcar y el agua, tapá la olla y cociná a temperatura baja por 20 minutos.

Pasados los 20 minutos, majá la fruta o procesala para que quede como una pasta. Agregá la harina de yuca, mezclá bien y llevá la mezcla a fuego bajo de nuevo, ahora por 10 minutos.

Remové la mermelada constantemente para que no se pegue, hasta que podás ver el fondo de la olla. Retirá la ollita del fuego y dejo que la mermelada se refresque.

Una vez esté a temperatura ambiente, podés empacarla y guardarla en la refrigeradora.


*Podés usar endulzante sin calorías o alguna miel que te guste.

*Se puede sustituir el agua por jugo de frutas para darle más sabor.


Esta mermelada queda súper rica y es muy versátil. Se mantiene muy bien en la refrigeradora por una semana y se puede modificar al gusto (con especias, jugos de fruta, mezclas de frutas, etc.)


Podés usar endulzantes sin calorías, mieles o azúcar moreno, aunque no es verdaderamente necesario si la fruta está bien madura. 


¿Qué te parece esta receta? Si tenés curiosidad, podés conseguir el libro en el que me inspiré para ver esta y otras recetas similares. Desgraciadamente, solo está en inglés, pero si el idioma no es una dificultad para vos, te lo recomiendo montones: se llama The Homemade Vegan Pantry de Miyoko Schinner.